El Dolor Muscular

El dolor muscular se presenta en muchas oportunidades en las personas que entrenan con pesas, pero hay un “dolor bueno” y en algunos casos se presenta un “dolor malo”.

Es muy importante saber diferenciar entre los dos tipos de dolor muscular, lo cual voy a explicar en este artículo.

El dolor muscular proveniente de las consecuencias naturales del ejercicio hecho en forma exigente, puede sentirse como malestar, rigidez, incomodidad, quemazón, congestión y dolor en distinto grado de intensidad. Este sería el llamado “dolor muscular bueno”.

Las causas que que producen el dolor muscular bueno es producido por las siguientes causas:
1. Rotura microscópica de fibras musculares.
2. Daños en el tejido conjuntivo.
3. Acumulación de desechos metabólicos, principalmente ácido láctico.
4. Otras teorías hablan de aumento de la presión osmótica presionando las fibras nerviosas sensitivas, espasmos localizados de las unidades motoras, etc.

Este dolor se hace manifiesto al día siguiente de haber entrenado intensamente. Pasando 2 días del entrenamiento, dicho dolor puede intensificarse. En algunos casos puede durar varios días.

El dolor muscular bueno es síntoma de que estuvimos entrenando bien y en forma intensa, lo cual es indispensable para aumentar masa muscular. En Fisicoculturismo hay un dicho “sin dolor no hay progreso”.

El dolor bueno se siente como una sensación de quemazón y congestión cuando terminas de entrenar para luego convertirse en el dolor muscular más intenso.

El dolor muscular malo se siente como un tirón, una punzada, una sensación brusca, etc. que es producida por una lesión como desgarros, tendinitis, miositis, esguinces, etc.

Existen otros tipos de dolores musculares malos que son los que se presentan en algunas enfermedades que producen fiebre, deficiencias de minerales que dan calambres, etc.

Si bien el dolor muscular bueno es beneficioso por ser consecuencia de entrenar intensamente, hay que tener cuidado de no excederse en la cantidad de ejercicios, series, repeticiones, frecuencia de entrenamiento, a fin de no sobreentrenar. Hay que respetar los períodos de descanso entre sesiones de entrenamiento, ya que durante el descanso el músculo crece.

Al saber diferenciar los distintos tipos de dolor muscular, vas a estar en condiciones de interpretar los “mensajes” que te dan los músculos para saber cómo estás entrenando.

Ricardo Carlos Condis
Instructor de Fisicoculturismo

Acerca de aumentarmasamuscular7

Ricardo Carlos Condis - Instructor de Fisicoculturismo
Esta entrada fue publicada en Entrenamiento. Guarda el enlace permanente.